Las ciudades se congelan, pero no literalmente. Desde hace un tiempo, las grandes capitales del mundo (Barcelona, Roma, Berlín, Tokio, Londres, Los Ángeles, Hong Kong, etc.), han tomado una sorprendente iniciativa: congelarse.
La idea comienza cuando un grupo de personas anuncian a través de periódicos, internet o televisión una quedada en un lugar que esté bastante transitado para poder realizar la experiencia. Cuando todo el mundo esté listo, sonará un silbato, y la gente se tendrá que quedar en la misma posición en la que se encuentra durante varios minutos (se puede unir todo aquel que lo desee).

Esto ha sucedido hace unos días en Madrid y, por supuesto, se ha grabado. El resultado es, cuanto menos, curioso:



También os pongo el video de Nueva York:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

facemos unha na coruña!!??

Darío dijo...

Estaría moi interesante facela, pero o máis seguro é que non conseguiriamos a cantidade de xente necesaria como para que quedase ben. Aínda así poderíase intentar.

... dijo...

veña, propoñémosllo de "reto" zapping para a sección "a proba"
onde se podería facer... ummmmmmm
un domingo na rúa Real... jejejeje