2 de mayo de 2008

El cine contra internet

Hace un par de semanas decidí ir al cine con un amigo para pasar la tarde. Nada más llegar compramos las entradas (sobre unos 6€ cada uno) y algo para picar (en el Carrefour, ya que dentro los precios son desorbitados, nos gastamos sobre 2'50€ cada uno).
Eran las 4 de la tarde, por lo que entramos para ir cogiendo sitio, aunque la realidad era de que casi no había nadie.

Al terminar la película (duró sobre 1 hora y 45 minutos), salimos, ahora tocaba volver a casa.
Resumen: Nos gastamos sobre unos 8'5€ cada uno (gracias a que fuímos andando), para ver una película normalita, y picar algo mientras la veíamos, algo que a mi forma de ver es bastante desorbitado.

Si nos ponemos en la situación de una familia con dos hijos, ir al cine cada mes es carísimo y todo para ver algo que seguramente sea más de lo mismo.
Estrenos de pena, poca duración, poca originalidad, y aún encima demasiado caro.


Y aún encima nos llaman ladrones a los que nos descargamos sus películas, hay que fastidiarse...

3 comentarios:

javichu dijo...

jajajaja
ese Dario xD
tienes razón
estoy de acuerdo contigo
el cine es muy caro

venga nos vemos

Darío dijo...

Es que no entiendo por qué no ponen el precio un poco más barato, que seguro que va más gente, pero bueno... siempre nos quedará internet :P.
Gracias por el comentario

... dijo...

ains!! este tema es extrapolable a otros muchos ámbitos de nuestra existencia humana.

bechines!